Con motivo de los 60 años desde su fundación, la constructora Larraín Prieto Risopatrón, sus filiales e inmobiliarias asociadas, han querido hacer un merecido homenaje a sus fundadores con una serie de edificios en los cuales se refleje la pasión, el rigor, esfuerzo y dedicación que pusieron en cada uno de los proyectos que emprendieron.

Son 60 años dedicados a construir a lo largo de todo Chile obras habitacionales, educacionales, hospitalarias y muchas más, con una experiencia de más de 2.000.000 de m2 construidos que pocos pueden exhibir. Las Torres de Tajamar, Edificio de la Cancillería (ex Hotel Carrera), la Asistencia Pública, el Hospital Félix Bulnes y tantos otros edificios, han pasado a formar parte de la memoria de nuestro país.

Empresa pionera en el uso de tecnologías, ha concentrado sus esfuerzos en la calidad de sus obras y la seguridad de sus trabajadores, estando en los primeros lugares a nivel nacional, con inscripciones en primera categoría en los ministerios de Obras Públicas y Vivienda y con sus procesos certificados en ISO 9001, OHSAS 18001 y PEC Excelencia de la Mutual de Seguridad.